Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016

Quién me lo iba a decir

Quién me lo iba a decir . Quién me iba a decir que amaría tú sonrisa,  la que te hace que tus ojillos se queden chinos, la que te pilla media cara, la que lleva a mi mirada a perseguir tus labios, la que tengo tantas ganas de volver a ver.  Con tus dientes torcidos, con tus imperfecciones sumamente perfectas.
Quién me lo iba a decir. Quién me iba a decir que me iría ablandándo con el tiempo. Que esos besos se tradujesen en versos.
Quién me lo iba a decir. Quién me iba a decir que tras estos años nos volviesemos a ver y de qué manera.
Quién me lo iba a decir. Quién me iba a decir que aquello no era una despedida, que aquel "hasta nunca" se convierte en un "buenos días" cada mañana.
Quién me lo iba a decir. Quién me iba a decir que el odio, el reconcor que me hiciste sentir, sea ahora lo que me hace quererte .
Quién me lo iba a decir. Quien me iba a decir que iba a volverme loca por ti.
Sí, vuelvo a escribir, una persona me ha hecho volver a sentir. Poco a poco esto crece, de un error de una noche se está traduciendo en pedacitos de felicidad intermitente. Estoy asustada, esto se está intisificando, yo que sólo quería un aquí te pillo y aquí te mato... Se me está yendo de las manos, estoy sintiendo. Tengo miedo de volver a hacer daño, de que no corresponda de nuevo, de que no sepa querer. ¿Por qué me dejaron así?  Era tan tierna, tan inocente que ahora no quedan ni las huellas. Me cuesta tanto querer. No sé hacerlo, no puedo decir algo bonito sin estropearlo con cualquier gilipollez. Mi mente está adaptada a que todo sea un simple polvo, a que sólo vean un trozo de carne en la que incar el diente. Pero ahora no es así, se ha pasado el tiempo de prueba y lo ha superado. ¿Qué se hace ahora? Estoy en punto muerto, lanzándome al vacío, hablar sin pensar, quizás sea la mejor forma. He vuelto a decir te quiero y no por obligación, ¿en qué me estoy convirtiendo?
No he vuelt…