Entradas

Mostrando entradas de 2015

Lo siento por ti, lo siento por mí.

Llegamos a un problema, ese que nos ha dejado peor que Roma y sus ruinas. Nos hemos querido, nos seguimos quieriendo pero en distinta medida.La gravedad a la que caemos aumenta a la vez que mis sentimientos, pero los tuyos siguen intactos, me quieres igual, cada vez te quiero más. Mis ganas de besarte esa sonrisa no se asemejan a las que tú puedas experimentar y por eso nos pasa lo que nos pasa. Quiero acercarme a ti, cualquier cosa me sirve, sim embargo esto te agobia y de cierta forma instalas una frontera que no me deja pasar para inhalar  tu aliento. Me limitas y ello me hace querer romperlo, entiéndolo. Comprende mis enfados, y asimila que soy así, que me enervo y digo cosas sin sentido, me altera ver que que pasas de mí, me cansa poner siempre la cara buena y que tú ni pongas una cara cualquiera. No me gusta mis reproches y sé que a ti menos, es muy simple me gustaría que me quisieses como yo. Fácil sería volver a los tiempos que estábamos igualados, aquellos que ni tu me alcanz…

El puzle

Desde aquel cálido mes de agosto fui colocando piezas de este puzle, me atraía mucho la idea de verle completo, pero cada vez que me acerco a conseguirlo, algo en mi se aleja, no cumple con mis expectativas y de cierto modo me decepciona. Me creó adicción, me encantaba, era algo especial, como nunca lo había vivido. Cierto es que jugué a muchos juegos, de mesa y otros tantos digitales, juegos que los rozaba con mis manos sintiéndolos y aquellos que los presenciaba tras una pantalla, mis dedos se deslizaba pero jamás llegué a tocarlos. Ahora este es extraño, me gustaba tanto al principio que tengo miedo de acabarlo, me desespero porque quiero volver al inicio y no puedo, ya todo es distinto, los secretos desconocidos son verdades generales que pierden todo su atractivo. Quisiera romper las piezas, aunque sin embargo tengo la esperanza de que cuando encuentre el lugar para cada pedazo, sea como una vez imaginé o que me sorprenda superando límites, pero esto es tan improbable, como ciert…

Sonrisa frágil

Imagen
¿Qué quieres de mí? Estoy cansada de tus actos, de tus palabras las cuales no se si creerlas. Me dices que me quieres pero luego no vienes. No se que acabó sucediendo, los recuerdos se dilatan en el tiempo, ya nada es igual aunque a momentos me lleguen ventoladas de ese cálido agosto.¿Agosto, donde estás? Esos atardeceres se fueron igual que tu esencia, y ya solo me queda Diciembre, tan duro y frío como estar sin ti. Te echo de menos no sé si ha quedado claro, digo que no caére, pero vuelvo a hablarte. Me jode, que me veas así, desesperada y no hagas nada, tu ignorancia me come por dentro, me acribilla y me deja por el suelo, pero luego regresas y dices que no me puedes olvidar. En ese momento mi mente me lleva hasta el lugar donde mi piel se desliza sobre tu cuerpo, donde cruzamos silencios, donde el  azul de tu mirada me quita el aliento y suspiro. Este suspiro me vuelve a la realidad, podríamos ser tanto si creyese en tus palabras, podría quererte como nadie, pero aquí estoy querie…

A romperlo

Ahora en la época de examenes, me estoy dando cuenta de lo ridículos que somos, como en ciertas materias nos sentimos tan seguros que seríamos capaces de lanzarnos por un puente sin la cuerda esa que nos protege y mientras tanto en otras, el miedo nos invaden que ni tan siquiera somos capaces de avanzar un paso al frente por si nos caemos. Creo que nuestra inseguridad depende de factores como "traumas" con el profesor, experiencias o la misma asignatura. Aunque lo más importante está en nosotros mismos, los que decidimos si vencer o atraparnos en ello. Hoy mismo, me puse a hacer un examen de francés y era increíble como notaba que mis manos temblaban, que la líneas del lápiz dibujadas se rompía, y como mi cabeza volaba a otros lugares. No digo que fuese tan díficil para experimentar esas sensaciones, pero lo hice, acabé con las lágrimas impulsando a mis ojos para que puediesen salir. Me da tanta rabia, porque solo son unas letras, unos números, pero nos hace trastornarnos y …

A ti que te vi nacer

Con cada tic tac del reloj siento como mi corazón se encoje, mi pulsación disminuye casi paralizándose, mi visión se vuelve borrosa acusa de estas lágrimas que empañan a mis ojos, ¿por qué tú?Te veo en esa camilla, con esos increíbles ojos que expresaban tanto, aquella sonrisa que invitaba a bailar a la mía, ahora cerrados, apagada.
Esas palabras me ronda en la cabeza, esos "te quiero abuelo" que tengo tanto y tanto miedo de no volverlos a escuchar, de que esa voz chirriante se esconda.
Bajo tu brazo inmóvil está atrapado MR.Brons, aquel peluche que cuando yo mismo te lo regalé, dijiste que nunca te separarías de él, y mírate, en tus posibles últimas horas de vida, está aquí a tu lado. Veo que cumples tu promesa, eres un hombrecito de palabra y no sabes como enorgulleces a tu abuelo. Nunca supe el límite de quererte, de como tú, medio metro te clavarías tanto en mí y ahora que quizás te vayas, sé que este límite no existe, que te quiero a rabiar, que me mataría por ti.
A ti…

Eres un ridículo.

Imagen
Tú, si tú, eres un ridículo.
Tú el que se hace la víctima, el quiere llamar la atención y solo das pena.
Sigue así, haciéndote daño, haciéndoselo a los demás, poniendo tu vida en peligro, ¿para qué? ¿Qué quieres conseguir con ello? ¿Estar muerto?
Pues adelante, sigue obsesionado, que lo conseguirás. Vomita una, dos o tres veces al día, no comas nada o hínchate hasta explotar. Córtate a ver si derramas tanta sangre que el corazón muera. Enciérrate a llorar, llora sin parar a ver si te ahogas en tu propio mar de lamentos. Fuma todo lo que pilles, fuma hasta que el aire puro te haga mal. Vete al lugar más alto y lánzate hacia el suelo o tírate a las vías del tren como si la velocidad se llevase tus problemas.
Sigue condicionándote tu vida, échale de menos, sigue esperando a que vuelva, échate las culpas, que esa persona mientras se come la boca con otra.
Quédate en el sofá a ver si te llaman para darte un trabajo, para decirte "queremos a gente con tanta motivación como tú".
D…

La de carne y hueso

"Lo admiro y lo envidio...¿O acaso puedes admirar algo que no envidias? ¿O puedes envidiar algo que no admiras?" -Albert Espinosa. La envidia me invadía cuando veía a esas chicas perfectas y me comparaba con ellas. Lo tenían todo, eran guapas hasta dar asco, altas y medidas inalcanzables, piel suave y bronceada. Con las máximas notas, rodeadas de sobresalientes, unas celebritos. Tras ellas habían miles de chicos pidiéndoles una mísera oportunidad, chicos que ni los príncipes azules eran como estos y a pesar de eso, ellas les podían rechazar. Más envidia me daban aún cuando veía esa sonrisa colgate, amigos que eran como sus siervos, su dinero rebosando de los bolsillos, y lo mejor de todo se les veían felices. Las admiraba, tanto como las envidiaba, quería ser una de ellas, ¿pero de todo esto qué sería lo de verdad? Todo es de plástico, no traspasa la piel, está fabricado de un material superficial.
En este tiempo queriendo cambiar, sin darme cuenta de quien soy, sin darme …

Destruid al puto reloj

Imagen
Echo de menos al puto reloj, sí, un mísero objeto, le echo de menos, cuando lo miraba veía que las horas pasaban y no era consciente, le echo de menos porque esos minutos que marcaban las agujas los pasaba hablando contigo, mirándote, mordiéndome los labios para contener esas ganas de besarte.
Echo de menos la forma en la que me hacías sonreír tras esa pantalla.
Todo era pantallas, que nos acercaba y a la vez nos alejaba, como diciembre y enero, como quererte y que me quieras, como tú y yo.
Te quiero, aquí, no aguanto, los días son cortos, las noches las bañan las lágrimas silenciosas.
No me explico como puedes ser tanto en tan poco tiempo, no me explico como te echo tanto de menos, no me explico si aguantaré hasta verte, porque quiero verte. Esto no puede acabar por unos jodidos números que marcan una distancia, no te puedes ir por unos km, no me puedes dejar así, no sabes lo que te necesito, no sabes como me gustaría abrazarte, no sabes como me gustaría volver a mirar a ese puto re…

A momentos

Imagen
Es hora de asumir la realidad, esa realidad de qué por más que intente engañarme a mí misma, esto no cambia.Inconscientemente, apareces en mi mente, mis pensamientos te persiguen hasta que mis sentidos puedan encontrarse contigo, mi mirada se alza entre la muchedumbre para localizarte y al hacerlo, algo en mi se activa, como si hablásemos de una acción reacción. Siento unas punzadas sobre la piel, dan gritos buscando tu contacto para hacerles callar. Esa información se transporta por el sistema nervioso hasta llegar al cerebro, me quedo inmóvil, con la mente en blanco y joder me he dado cuenta de que siempre que estás cerca, me dejas así, sin saber que hacer.
Pasan minutos, segundos y milisegundos hasta que reacciono, muchas veces considero que me equivoco, pero me activas de tal manera que me descontrolas. No sé si son sentimientos o qué son pero esto, lo impide.
Me he echado la culpa en tantas y tantas ocasiones que pensaba que por este comportamiento "innato" era el causa…

Hablamos de un desorden, un descontrol, un caos y un loco.

Respirar, y soltar todo; soltar todo y respirar. A veces es necesario desahogarse, decir lo que sentimientos sin pensar las consecuencias, vivir sin límites que nos condicionen. Creo que cuando realmente nos encontramos con nosotros mismos es cuando estamos perdidos, porque no buscas un prototipo, no buscas algo en especial, realmente no estás buscando nada  y es en ese momento cuando tu esencia te encuentra a ti, déjate descubrir. Esta bien vaciarse de pensamientos y llenarte de remordimiento, esto te lleva hasta los errores, te hace valorar el grado de cada situación. La conciencia manipula tu sentidos, aunque realmente cuando comunicas tus ideas ya sean "malas" o "buenas", debido a que en ese instante es lo que ronda tu mente, no te arrepientas si dijiste lo que pensaste, aunque en frío transmitimos aquello que jamás nos hubiésemos planteado hacerlo en una situación normal, ya sea por falta de valor o porque sólo  son supersticiones. Pienso que cuando nos falta …

¿Existe la necesidad de amar?

¿Por qué creamos la necesidad de necesitar a alguien? ¿No podemos ser uno mismo y dejar de buscar nuestra felicidad en los demás?
Que sencillo sería un mundo sin amor, las lágrimas cesarían, los celos escondidos, y el sentir soledad se esfumaría. Sí, sería sencillo, pero por desgracia o por suerte existe. Intento entender la razón de por qué se ha creado el amor, busco hayar el sentido de necesitar a alguien. Quizás sea verdad lo de la media naranja, por eso al entrar en contacto con otra piel y no cualquier piel, nos sentimos completos. Puede ser cierto lo de cupido, las flechas que te hace buscar una dirección entorno a otra persona. Y sin más recambios se puede creer verdadero que el amor es una cura que nos hace invencibles, porque el que más vive es el que más ama y se siente amado. Hablan tan bien de ello que nos hace engancharnos a esa idea de atarnos a alguien y experimentar, pero no siempre ese  alguien es el adecuado, son simples ideas, no es amor. Ideas de creer que es lo q…

Ruinas de enero

Puertas abiertas, cortinas apartadas, rendijas inestables, cristales frágiles, preparado todo para ser habitado. Como si de un abordaje se tratara, así entraste, con ansias, con ganas, ¿y que mejor regalo para un ladrón que la llave maestra?
Sí, te la entregué y no me faltó tiempo para dártela, tan intenso era el deseo que sentía para que esta casa por fin fuese habitada que ni si quiera llegué a pensar en los destrojos del huracán. Cada uno de los rincones presentes, el inmobiliario sin trucos bajo la manga, todo para tu uso. Aromas de primavera, calor de verano, caída de hojas en otoño y la manta que cubría ese suave invierno. Habitada año tras año con la amenaza de que un día de estos esa puerta volviera a abrirse tal como en el principio y que desaparecieses tras ella. No te ibas, por más que el viento recorriese las plumas del atrapasueños, por más que la luna se escondiese y el sol alumbrara, ahí permanecías, táctil, de un sabor agridulce, quién podía averiguar el tiempo que pe…

Como punzadas

Como punzadas, sí, se podría decir, como punzadas en el corazón vacío del que arrebataron su abrigo. Hieren sin rasgar, busca consuelo en la inexistencia, triste, triste es. Sientes esa especie de dolor incoloro, que no puedes transmitirlo pero tampoco puedes evitar sentirlo, es extraño y a la vez injusto de que el creador de ello, viva feliz, mientras tú eres paciente. Debería abandonar todo tipo de vivencia, debería olvidar todo tipo de recuerdos, quizás así y sólo quizás, ese espacio sin rellenar se esfumaría.

¿Qué es ser escritor?

Imagen
¿Qué es un escritor? Lo primero que se nos viene a la cabeza, es aquella persona que escribe libros, lo normal, vamos, pero para mí, tiene un significado más amplio. Un escritor no es sólo aquel que escribe unas cuantas palabras que se encuaderna para que luego dicho libro sea comercializado, un escritor es aquel que siente, que vive intensamente o deja de vivir, el que busca la libertad o el que sitúa su alma en rejas, aquel que el amor está en su poder o al que es vencido, ama o sufre, pero lo más importante es que siente, sus emociones se vuelcan en pensamientos que refleja en papel. Con cada una de las grafías desprende su propia esencia, su propio yo, desprende su realidad y ahí está creando arte, porque el arte es la manera en la que ves tu entorno, lo que es real y lo que deja de ser, quedándose manifestado ya sea en cine, danza, pintura, o un buen libro.
El gran escritor es aquel que no se deja influir, almacena conocimientos que recibe de cada rincón en el que pisa firme, o e…

Simplemente éramos música...

Joder la imagen de su sonrisa se me ha perdido en la mente, no consigo recordarla y recordarla era mi mayor vicio, mi pasaporte a algo distinto, a invitar a las cosquillas en mi paladar para que tomaran rumbo por mis dientes y sean capaces de presenciar la luz. Su voz, permanece como borrada, aquella que sin tener una melodía se introducía en mis odios de tal manera que se introducían a mis pensamientos y no podía dejar de tatarearla, no era una canción, pero sí mi sonido favorito. Joder, ya no me cierro en sus ojos, demasiado azules, cuando me cruzaba en su mirada sería tal cual esas mariposas que vuelan libres y van desprendido color por el cielo de mi estómago, produciendo una sensación de querer a más no poder. Sus "te quiero", es cierto que nunca me lo dijo textualmente, teníamos una forma distinta, única, que cualquier momento de tensión se lanzaba por el aire aquellos versos y automáticamente, la calma llegaba, sabíamos lo que realmente sentíamos, no necesitábamos más…

Te detesto porque una vez te quise con toda mi alma

Sólo me causas rabia, tu ignorancia, tu hablar sin saber. Parece que me conoces para lo que quieres, me juzgas cruelmente cuando he dado todo lo que tenía por ti.
Es tan injusto, que sólo me causas rabia que lleva a la pena. Dices que he cambiado, únicamente me he hecho fuerte, ya no dejo que me pisotees. El dolor que me causaste me llevó a ser lo que soy, perdón si soy fría, pero tú me has hecho así.
No sabes lo que es ver el desprecio de la persona a quien más quieres sin razón, ver como yo era la última en tu lista, como ni existía, acudes a mí cuando te sientes sólo. Eres muy cruel, sólo sabes hacer daño, no piensas, actúas y no se como no lo pude ver antes. Estoy feliz de alejarme de ti, de no ser un estorbo en tu vida, de que ya no puedas echar más sal en mis heridas. Te detesto porque te quise como nunca nadie ha querido, ahora sola me creas rabia.

Te espero

Las despedidas sin llegar a conocer creo que dejan el alma más inquieta aún. Es como perder lo que no sabes que habías ganado, es raro, nosotros lo somos. Empezó de una forma inimaginada, demasiada conexión, creo que éramos perfectos, pero la perfección no existe y por eso tenemos que dejar de ser. No se que siento, es un sentimiento triste que aplaude en mi pecho e invaden mis pensamientos. No sé si te quiero o sólo lo pienso, no sé nada, me dejaste a la deriva en medio de un caos. No creía que me importaras de tal manera, tu ida debería ser silenciosa, pero la lluvia ha atrapado al sonido y éste está desembocando entre torrenciales. Palabras absurdas, por qué digo esto sí sólo te conozco de unos dos meses quizás, tampoco lo sé. Éramos tan diferentes, tan iguales que nos rompimos. Me duele no haberte abrazado, no haberte besado, me duele no haber estado contigo, esta vez duele de verdad. Ni siquiera mis manos tuvieron el tiempo para moverse por tu piel, mis labios de susurrar bajo t…

Querer sin poder

Imagen
Querer sin poder suena muy atractivo, me atrae esa idea tanto como me atraen tus ojos, o los hoyuelos que se te forman al sonreír, o tu voz. Apenas te conozco pero siento que siempre has estado, quiero descubrir que es así, que tienes que ser tú, mi nuevo tú. Alguien diferente, no quiero que seas ni mejor ni peor, solo que seas distinto, que me enseñes como es vivir a tu manera, para quedarme con un trocito, quiero que me muestres razones para volver a creer, para confiar, otra vez repito, quiero que seas tú. Suenan interesantes tus palabras, tus propuestas, en definitiva tu nombre suena interesante. Sentir, creo que estoy recorriendo esa distancia pero me está llevando a la parte de sin
poder, cada día que pasa pienso más en ti, en encontrarme bajo tu mirada, abrazada en tu cuerpo y rozando nuestros labios hasta que se conviertan en carcajadas. Sueño con el momento y cada día me despierto con ganas de que se haga realidad. Esperar, es lo que toca, podía decir no hace falta busco a ot…

La princesa

Imagen
Segundos rápidos que me llevan a un tiempo atrás, quién me diría que mi vida cambiase tanto. Ya no soy una niña, estoy madurando, he pasado de elegir el color para un dibujo a elegir la carrera que haga mi vida, de querer ser una princesa a luchar contra ello. He pasado de hundirme en prototipos a destruirlos, la sociedad busca un modelo de imagen irreal, que nos lleva a comernos la cabeza, a dejar de ser únicos para ser máquinas superficiales, lo están consiguiendo. De hecho, yo vivía para ello, me encerré en una mente muy peligrosa, maléfica, no era consciente de que mi peor enemigo era yo. No me siento orgullosa para nada, pero tampoco me arrepiento, si no hubiese ocurrido lo que en su día comenzó como un "esto no es nada" "sabré controlar" "es el inicio de mi meta" , no estaría ahora aquí escribiendo. Ya no me duelen de tal manera dichas palabras que cuenta mi historia, una más, ahora puedo sentirme libre, no he dicho ni feliz ni bien, he dicho libre,…

El pianista

Fundía los pensamientos a la vez que sus dedos rozaba las teclas del piano, la melodía se originaba en su cabeza y la trasmitía en las notas. Se escuchaba tan fácil, tan directo, que cada vez lo sentía más, dejaba que se fuese la música y  establecía su respiración. Intentaba conseguir que su dolor huyera en forma de arte, vaciarse en su ser y poder ser libre, lo necesitaba. Poco a poco su pequeño corazón se abría en pedazos, era consciente de lo que ocurría, no se rompía, simplemente se preparaba para nacer de nuevo.En la letra de una de sus canciones decía que morir era nacer, que nada acaba porque algo nuevo empieza, ¿Sería cierto que su dolor no acabaría? Puede que no, pero él era así, estaba hecho de trocitos de dolor capaces de unirse con su energía: la creadora de las melodías. Pensándolo bien no era tan malo estar dañado, te daba la esperanza de soñar con que algún día todo se repararía, lo mejor, sin darse cuenta que en el transcurso de este tiempo, se estaba haciendo fuerte.…
Estaba buscando respirar algo nuevo, y atraparme en algo viejo. Quería sentirme querida de una vez por todas, de que sea real, de no sonreír a una pantalla si no, a tu cara.
Me llenó de impotencia, presiento que algo bueno definitivamente no va a pasar, de la nada has cambiado.
De darme una esperanza me has quitado la razón intentado volverme loca. ¿Por qué tan diferente en cuestión de horas? Lo siento si no te dije que si, pero tampoco te dije que no, solo tenía miedo, mucho miedo de que me volvieran a herir. Es raro, pueden que sean paranoias mías pero siento lo que escribo. Me fíe de ti, aun lo sigo haciendo, pero no se va la duda, quizás me estas mintiendo.
No quiero pensar, solo dejarme llevar, aunque jugaré en mi terreno.

Tú y tu costumbre

Imagen
Tú y tu costumbre de aparecer por detrás, agarrándome, buscando mi sonrisa, inspiras palabras calladas y sentimientos de grito.
Tú y tu costumbre de mirarme, de clavar esos ojos en mi, sin
dejarme respirar, haces que encuentre un sentido a mi mirada, que solo se calma cuando te ve.
Tú y tu costumbre de desaparecer, llegas, asomas y te vas. Pero no me explico por qué no te has ido de una vez por todas.
Tú y tu costumbre de culpar el momento, de decir no somos nosotros, solo es la situación que me impide estar junto a ti.
Tú y tu costumbre de crear intensidades de latidos, de ser el mecanismo por el cual vivo, de que si te marchas olvido existir.
Tú y tu costumbre de no evitar enamorarme, de hacerme saber que eres tú y siempre
tú.
Imagen
Naufrago de mares sinceros,
perdido en soledades,
pruebas de silencio
que afirman las realidades.

 Humo de hipocresía
 que ronda las ciudades,
con fachadas que ocultan
 sus verdaderas personalidades.

Prisionero de sentimientos,
que culpa a las debilidades.

Agarrado de la mano,
acarician las maldades,
incapaz de asumir sus
responsabilidades.

Defraudado  antes los ojos,
escondiendo razones que 
afrontan las incredibilidades.

Inundaciones de traiciones,
 suspiros que llegan
para marcar las inhumanidades.













Laberintos arrastrados por dudas

Imagen
A lo largo de la vida de todo estudiante llegan nuestras amigas las "dudas," si no es ya difícil, ellas lo mejoran todo. He dicho mejoran sí, pero me refiero con ironía. Bueno podéis pensar que soy muy precipitada, que mis amigas aparecen antes de hacer bachillerato, pero aparecieron y como soy quizás demasiado cortés las saludé.
Una de ellas me agarró de la manó y me lleva a un camino lleno de números, fórmulas, mis queridos laberintos en los cuales me podía perder por horas, me gustaba perderme. En ese camino, circulaban por el aire por qués, que les seguían por debajo como una bocanada de aire cálido que persigue al frío con dudas aclaradas, todo surge por alguna razón, estaba explicado lo inexplicable. Me gustaba formar parte de esa lógica de apariencia atractiva, me gustaba sentirme llena de respuestas a mi preguntas, me gustaba rodearme de ciencia.
Mi otra amiga, no sólo me agarró, me arrastró hacia otro laberinto, este más lioso, la salida no estaba clara, por cada pas…

Amigos

Imagen
Ya casi es la hora y aún estoy sin maquillar, se me pasa el tiempo y nada, normal que mi madre diga que soy una pesada...pero es que los nervios...
Bueno y ahora, ¿qué, una mancha? Joder, con lo que me gustaba esta falda, pues nada a por la negra, sinceramente así estoy más sexy. Vale, diréis que no tengo abuela, pero esta noche es diferente, me veo preparada e iré a por todas.
Últimos retoques y ya sí, lista. Antes de llegar a la fiesta me paso a recoger a mi amiga Lola, le doy varios toques hasta que descuelga el teléfono. Por la puerta se ve una especie de sombra, espero un poco y la veo, era ella, estaba deslumbrante, Lola siempre ha sido la guapa, la que más liga, la más todo del grupo, pero ahora me tocaba a mí, aunque no es fácil brillar teniéndola al lado. Entramos en el local que estaba repleto de gente, sin embargo lo peor era el humo del tabaco, es algo que odio. Saludo al resto, dos besos para Álex, otros dos para Ana y un abrazo para Nicole, hacía bastante que no le veía,…

Un beso sobre mi sonrisa

Existe esos momentos en los que no quieres que desaparezcan nunca de tu memoria, una vez en un libro leí que si había un instante que te hacía feliz tenías que respirarlo. Ahora yo intento convertir esos momentos en palabras, momentos literarios. No quiero olvidar lo que hoy sentí, el sabor de tus besos, la forma en la que me los robabas.
+¿Donde miras?
-A tus ojos
Tenía unos increíbles ojos en los que me perdía, eran capaces de dejarme la mente en blanco.
+¿Seguro que es ahí o estás mirando aquí? Dijo señalando su boca.
No se lo negué porque de cierta manera quería encontrarme con ella, quería rozar la mía.
-Puede ser.
Él sonríe, otra vez esa puta sonrisa, que me encanta, esa sonrisa que invita bailar a la mía, esa sonrisa que me arrebató un beso.
Dos o tres segundo, en los que acaricie tu lengua con mi paladar, era extraño pero me gustaba y lo que era peor, me dejaba con ganas de más.
Seguíamos hablando, temas sin importancia, pero nos llevaba por la dirección donde querí…
Me jode que pase el tiempo y aún siga escribiéndote, me jode que hayas cambiado de tal manera que me pregunte si en verdad te conozco, me jodes.
 Me duele verte y no sentirte, me duele ver que me observas y no me busques, me duele saber que para ti no soy nada, me dueles,
Me cansa que tus emociones alteren las mías, me cansa que estés para todos y no para mí, me cansas.
Me decepciona ver como juegas conmigo, me decepciona que me llames cuando no siento tu voz, me decepcionas.
Me fastidia no volver a escribir algo que pertenezca a ti y que me haga sentir feliz, me fastidia seguir mirando el reloj y que nada cambie, me fastidias.
 Me altera mirar tus ojos y no rozar tu piel, me altera que solo seas un recuerdo, me alteras.
Me falta aire porque solo respiro tu aroma, me falta pensamientos, porque solo pienso en ti, me faltas.
Me lastima no ser quien era, me lastima escuchar una canción y cantar recordando tu armonía, me lastimas.
Hay momentos en el tú mismo te hundes y lo que menos necesitas es que te hundan más. Se podría decir que era mi peor enemigo, yo misma me juzgaba, me castiga y quizás eso era lo que me llevaba a cometer más y más errores. Estaba en un momento, me da igual, no lo intento, no lucho, si quiere pasar algo que suceda, no lo busco. Ya que no tenía una base segura, llega decepciones de aquellos quienes me importa. Me aferré a un sentimiento escapando del dolor de otros, sabía que podía ir mal, pero busque una esperanza, porque era eso o acabar vacía. Hasta que ese sentimiento acabó tirado por las esquinas, ahora sí, no hay nada, la desgana lleva mi vida, no todo el tiempo, pero instantes que parece eternos, no encuentro salida, no puedo pensar más, solo me ocurre dejar fluir todas esas ideas que ronda mi mente, navegar en tranquilidad y alejarme de todo lo que me haga mal, porque ya no sé que hacer.

Manipulada ante el mar

Imagen
Le culpaba el mar por ser sus ojos más intensos, por parpadear de cierta manera que ni las olas rompía con las rocas, aquel brillo no era sostenido ni por el Sol. Concentrarme en su mirada me hacía intentar localizar el norte, brújulas pérdidas por alta mar. Pero lo más intenso, mi alma al ser bañada por sus aguas, enloquecía, hasta llegar al extremo de dejarme ahogar si me lo pidiese. Me sumergí entre la locura, ya no podía respirar, me faltaba la brisa que relajasen a mis pulmones. Floté y floté hasta dejarme marear por el oleaje. Llegué a ser un náufraga depositado a la suerte, perdida entre un montón de arena, de la que aquella isla hacía de mi mente. Mis huellas marcaban cada espacio, tomaba un rumbo de un no sé donde para evitar volver a aquella situación. Aparentemente reflejaba al paraíso, pero eso era, solo un reflejo, al cual la realidad sería capaz de llevarme al infierno. Ahora sí, rodeada de tranquilidad, manipulada ante la soledad. Se suponía que tendría que estar bien,…

El hombre que paseaba al perro.

Imagen
De nuevo me crucé con el hombre que paseaba al perro, esto me llevó a un año atrás, cuando tan solo era el inicio. Las calles se llenaban de pasos, el aire de suspiros, y mi mirada se encontró con aquel misterioso hombre, que llevaba en correa a un perro. El animal se me acercó con sutileza como si supiera de mi existencia, me entregaba cariño, quizás supiese que era lo que más necesitaba en ese momento. Se abalanzó hacia mí y eso fue lo que me hizo sostener una sonrisa durante unos segundos. Unos 12 meses después, la misma situación, pero el animal ya no me aplicaba ese cariño, quizás conociese que ya lo habría recibido. Aquella  tarde ocurrió, sin pensarlo y sin imaginarlo, sucedió, unos simples metros frente mí, mi vista al frente, su presencia hacía que  mi corazón quedase impulsando  rítmicamente a  los latidos. Esperé a que llegase a mi lado, unas simples palabras comunes que acompañaba al camino de un no se donde. "Adelante", me invita a pasar, algo desconocido, sin p…

Crece pequeño...

No quieres que te trate como  a un crío, pero es lo único que me demuestras. Eres un cobarde que no acepta las palabras que duele, pero si es capaz de lanzadlas. ¿Quieres conseguir el qué?
Haces como si no te importase, como si nada de este tiempo, como si nuestros sentamientos hubiesen tomado rumbo a la basura. Te haces el maduro, el duro, pero así solo demuestras que no estás a la altura. Faldas de sentirte mayor, superior y solo eres un niño que no sabe lo que siente, te da igual pisotear mientras a ti no te toquen. ¿Te duelen estas palabras? ¿Tú crees que a mi no me duele lo que me has dicho, lo que me has hecho sentir? Pues sí, me duele, te creía diferente, creía que valías la pena pero resultaste estar fabricado del mismo material que todos los hombres.Eres el mismo tipo de fuego capaz de quemar, eres el hielo que derrite mis ilusiones, eres el ladrón de vida, eres el que roba los colores, ese eres tú. Puede que escriba con rabia, que no piense bien lo que digo, pero no me impor…

Te cambio una lágrima por una locura

Imagen
Te cambio una lágrima por una locura, suena raro, pero es mi nuevo objetivo de vida. Conforme pasa el tiempo he comprobado que cada vez que me sentía oprimida, triste y me era imposible llorar, lo convertía en locuras. Hoy mismo me di cuenta, creé unas falsas ilusiones, que por unos momentos hacía de motor a mi corazón. Pensaba con los ojos cerrados y los sentimientos abiertos, nos imaginábamos cerca, muy cerca, te pensé en voz alta, sentí tu tacto sin tocarte, saboreé tus labios sin rozarlos. Creé como una especie de nube en la cual flotaba dentro de mi imaginación, fue disipada al ver que todo esto se estaba cumpliendo, realmente, pero con otra. En ese momento mis ojos quería que brotasen lágrimas como precipita lluvia, pero no podía, no podía presentarme débil, soy fuerte y tengo que demostrarlo. Así que a partir de una sonrisa empecé a dejar la mente en blanco, sólo se me venían locuras, adiós a la vergüenza, hablaba con cualquiera que se cruzaba por mi camino, decía palabras sin …

Quiero reir enseñando la dentadura

Este es el fin de un nuevo comienzo, una vez más fracasé, una vez más recaí, pero aún sigo intentado levantarme. Lo que más me extraña es como durante toda esta historia he pasado de castigos físicos a castigos psíquicos. Suena ironía pero es real, nos alimentamos de nuestros miedos, sabemos nuestro punto débil y nosotros mismos somos nuestros agresores. Mi subconsciente encontró la peor forma de atormentarme, sabía que era lo que odiaba y por eso me hizo abrazarme a ello, estaba agarrando algo que me salvaba por instantes pero me mataba lentamente.  Es terrible ver como vas cayendo, es terrible ver como no encuentras motivos para alzar el vuelo, duele por fuera pero aún más por dentro, todo por donde camines te recuerda a ello. Hay veces que necesitas vomitar los pensamientos, momentos en los que solo deseas crear una especie de cúpula sobre ti y aislarte de todo, pero eso solo existe en tu mente. No puedes huir de ello, tienes dos opciones dejarte arrastrar o desgarrar con fuerza. Y…

Queremos lo que envenena....

"Amamos lo que perdimos, queremos lo que envenena" Quizás todo se puede resumir en ese verso, todo se resumen en lo que no tenemos.
No hay mayor adicción que el empeño por tenerte. Al mirarte no siento que te quiero, siento que te deseo, quiero morder tus labios, sin que me mires a los ojos.
Terminé de inspirar el aire por culpa de tu olor, me tapé la boca esperando a la tuya, me cubrí mis oídos para escuchar tu melodía, decidí apartar mi mirada hasta encontrarme con tu sonrisa, escondí mis manos para evitar cualquier roce que me estremezca.

Felices mis 16

Llegó el día, mis 16 inviernos. Todo mis sentimientos estaban entrelazados a una simple palabra, un "felicidades" de esa persona. Esperaba y nunca llegaba, me desesperaba de tal manera que rocé la locura. Todo es tan distinto en un año atrás, antes de que pudiese abrir los ojos, estaba ahí, su texto de felicitación. En ese momento, era como una más, pero ahora la necesito, con él sentí cosas que jamás he vuelto a experimentar, me sentía viva y ahora soy como las hojas de los árboles apunto de caerse. No quiero sentir esta dependencia, no quiero que controle mi vida, quiero sonreír hasta que me duelan las mejillas. Voy a soñar mi vida y a vivirla, empezaré de cero y dejaré atrás los miedos. Todo acaba y comienza hoy, ¡Felices mis 16!

Enero

Imagen
Enero, tan solo me abrazaba el frío.  Se suponía que este iba a ser mi mes, el que me cambiaría la vida, en el ahora o nunca y en nunca se quedó. Va pasando demasiado rápido, pero aún más rápido me llegan las decepciones.  Noto como un calor a mi alrededor que cuando me acerco a él es como si rozase con el hielo. Enero, ¿dónde fue tu magia? ¿Dónde quedaron las noches de insomnio sin poder dormir pensando en las sorpresas que me  depararías?
Se acabaron los versos en los que la sonrisa escribía. Tan solo me queda esperar que mayo cubra con un manto de flores el helado suelo de enero.

Podría...

Imagen
"Podría ahogarte en una lluvia de  versos, podría describir cada cual de tus anhelos, podría dibujarte en mis sueños, podría hacer gritar al silencio, podría besarte hasta quedarme sin aliento,  podría leerte más allá de mis recuerdos, podría mirarte hasta perder el miedo,  podría embocar en un baile mis sentimientos, podría bajarte la luna del cielo, pero aún así jamás sentiría la brisa del viento"

"Eras como el viento, pero jamás me hiciste sentir la brisa"

Llegué demasiado lejos, esta vez sería posible, estaba todo preparado, los km estaban desapareciendo, las horas se acercaban, mi corazón temblaba, el momento llegaba. Ahora estaban todos los ingredientes, una pizca de voluntad, otra pizca de cercanía, un poco de decisión, deseo en grandes cantidades y el más importante, tu aceptación, el sí, que hizo que todo ocurriese, que calmara el ansia de mi alma. Todo iba perfecto, mis mejores galas, cargada de perfume, con una sonrisa que actuaba como el mejor maquillaje y todo eso solo para ti,ahora, ¿que podría salir mal?
Pisaba tierra firme, pero quizás no tan firme porque comenzaba a elevarme, estaba a metros de él. La espera se hacía interminable, unos mensajes que no llegan me ponía más de los nervios, y justo cuando veo que lo ha leído, responde con un "no puedo". Miles de escusas que eran como cuentos chinos, ¿acaso no era más sencillo decirme un simple no? Te hubieses ahorrado tu preciado tiempo, te hubieses ahorrado que mis …