Un beso sobre mi sonrisa

Existe esos momentos en los que no quieres que desaparezcan nunca de tu memoria, una vez en un libro leí que si había un instante que te hacía feliz tenías que respirarlo. Ahora yo intento convertir esos momentos en palabras, momentos literarios. No quiero olvidar lo que hoy sentí, el sabor de tus besos, la forma en la que me los robabas.
+¿Donde miras?
-A tus ojos
Tenía unos increíbles ojos en los que me perdía, eran capaces de dejarme la mente en blanco.
+¿Seguro que es ahí o estás mirando aquí? Dijo señalando su boca.
No se lo negué porque de cierta manera quería encontrarme con ella, quería rozar la mía.
-Puede ser.
Él sonríe, otra vez esa puta sonrisa, que me encanta, esa sonrisa que invita bailar a la mía, esa sonrisa que me arrebató un beso.
Dos o tres segundo, en los que acaricie tu lengua con mi paladar, era extraño pero me gustaba y lo que era peor, me dejaba con ganas de más.
Seguíamos hablando, temas sin importancia, pero nos llevaba por la dirección donde queríamos llegar.
+Entonces esta cabecita, es inteligente...ejem, ejem...
-No está mal
¿Y aquí quien habita?
-Alguien. Le dije con sonrisa pícara.
+¿Aquí estoy yo? Esas palabras eran acompañadas por una caricia.
-Si quieres saberlo demuéstramelo.
En mi interior pedía a gritos que me besara, quería sentirlo.
Se acerca sigilosamente y roza su nariz con la mía, fue el beso más tierno que me hayan dado, fue una de las sonrisas más bonitas que me hayan sacado. Era increíble su forma de actuar, para mí, él era increíble.No quería que se acabaran esos besos, me gustaba mirarle sin decir nada, esperando que atacara por sorpresa. Era diferente, tenía una forma singular de llamar mi atención, sus ojos reflejaba sentimientos que se transmitía a través de sus manos, aquella que conducían  sobre tiernas acaricias en mi cara. Acabó con beso sobre mi sonrisa, ahí me quede respirando, creando este momento literario.

Entradas populares de este blog

Debilidad

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas