Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Felices mis 16

Llegó el día, mis 16 inviernos. Todo mis sentimientos estaban entrelazados a una simple palabra, un "felicidades" de esa persona. Esperaba y nunca llegaba, me desesperaba de tal manera que rocé la locura. Todo es tan distinto en un año atrás, antes de que pudiese abrir los ojos, estaba ahí, su texto de felicitación. En ese momento, era como una más, pero ahora la necesito, con él sentí cosas que jamás he vuelto a experimentar, me sentía viva y ahora soy como las hojas de los árboles apunto de caerse. No quiero sentir esta dependencia, no quiero que controle mi vida, quiero sonreír hasta que me duelan las mejillas. Voy a soñar mi vida y a vivirla, empezaré de cero y dejaré atrás los miedos. Todo acaba y comienza hoy, ¡Felices mis 16!

Enero

Imagen
Enero, tan solo me abrazaba el frío.  Se suponía que este iba a ser mi mes, el que me cambiaría la vida, en el ahora o nunca y en nunca se quedó. Va pasando demasiado rápido, pero aún más rápido me llegan las decepciones.  Noto como un calor a mi alrededor que cuando me acerco a él es como si rozase con el hielo. Enero, ¿dónde fue tu magia? ¿Dónde quedaron las noches de insomnio sin poder dormir pensando en las sorpresas que me  depararías?
Se acabaron los versos en los que la sonrisa escribía. Tan solo me queda esperar que mayo cubra con un manto de flores el helado suelo de enero.

Podría...

Imagen
"Podría ahogarte en una lluvia de  versos, podría describir cada cual de tus anhelos, podría dibujarte en mis sueños, podría hacer gritar al silencio, podría besarte hasta quedarme sin aliento,  podría leerte más allá de mis recuerdos, podría mirarte hasta perder el miedo,  podría embocar en un baile mis sentimientos, podría bajarte la luna del cielo, pero aún así jamás sentiría la brisa del viento"

"Eras como el viento, pero jamás me hiciste sentir la brisa"

Llegué demasiado lejos, esta vez sería posible, estaba todo preparado, los km estaban desapareciendo, las horas se acercaban, mi corazón temblaba, el momento llegaba. Ahora estaban todos los ingredientes, una pizca de voluntad, otra pizca de cercanía, un poco de decisión, deseo en grandes cantidades y el más importante, tu aceptación, el sí, que hizo que todo ocurriese, que calmara el ansia de mi alma. Todo iba perfecto, mis mejores galas, cargada de perfume, con una sonrisa que actuaba como el mejor maquillaje y todo eso solo para ti,ahora, ¿que podría salir mal?
Pisaba tierra firme, pero quizás no tan firme porque comenzaba a elevarme, estaba a metros de él. La espera se hacía interminable, unos mensajes que no llegan me ponía más de los nervios, y justo cuando veo que lo ha leído, responde con un "no puedo". Miles de escusas que eran como cuentos chinos, ¿acaso no era más sencillo decirme un simple no? Te hubieses ahorrado tu preciado tiempo, te hubieses ahorrado que mis …