Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

Último día del año...

Imagen
"Último día del año y quizás última oportunidad para decirte estas palabras. Te conozco hace un poco más de un año, pero realmente en 2014 fue cuando llegaste a mi vida, en este año te convertiste en alguien muy  muy importante para mí,fuiste mi mejor amigo, fuiste algo más. No se como pero has influido en mí, ahora soy algo diferente, me hiciste conocerme, sacaste cosas de mí que ni siquiera sabía que existía. Pasamos de momentos donde las sonrisas eran las triunfadoras, desde sonrisas de de "eh tú, eres idiota" y no parar de reír, sonrisas de complicidad, donde algo más se expresaba, hasta sonrisas que convocaban momentos muy tensos.


Veces en la que pensaba "te doy un abrazo" , "me pierdo en la curvatura de tus labios" y veces en las que "si pudiese te mato". Puedes pensar de mí muchas cosas, desde que estoy loca,porque los locos son los únicos que saben amar, aquellos que parten del todo o nada, que rompe con su sonrisa por intentar crear…

¿Preparado para jugar?

Imagen
Descubrí que tú conmigo solo jugabas, que cuando tú eras mi reto, yo sólo era un nivel más que pasar, en el cuál te entretenías hasta que llegabas a superiores y me abandonabas.
Te has dado cuenta de que jugabas y ahora lo dices, ahora que abandoné la partida quieres que vuelva a entrar, pero, ¿para qué? Para que siempre pase lo mismo, ¿para quedarme con una de las cinco vidas que tenía? o ¿acaso para darle mis puntos a otra?
Aún así, cogí todos mis puntos, después de conocer como juegas, desbloqueé una barrera para hacerme inmune a tus ataques y volví a jugar.
Ya no soy tan débil, conozco tus puntos flojos y tus puntos fuertes, conozco cada uno de los pasos que puedes realizar, conozco como vas a empezar y como vas a acabar y ahora no lo dejaré, soy el jugador número 1.
Tengo las armas suficientes para poder derrotarte
de una vez por todas, ¿preparado para jugar?

Debilidad

Imagen
Se sentía tan débil que lo único que podría respirar era su aliento, era incapaz de alejarse de él, se había convertido en una obsesión. 
Perdió hasta la última de sus sonrisas, perdió la razón, dejó de ser ella y pasó a ser de él.
Él era incapaz de ver sus sentimientos y jugó con ella como si nada le importase. 
Se acercó pero para dañarle haciéndole caer en la tentación. 
Empezó con hacerle probar sus besos, ella incapaz de parar, se sentía viva, era como una especie de droga que por un momento le hacía trasladar su mente a un lugar irreal.
Ardía en su interior, de los besos pasó a mordisquitos, llegando a rozar el cuello con sus labios, la marca de carmín hacía un recorrido por su varonil pecho.
Cada vez ardían más en un mísero engaño, él como un animal le quitó la camiseta, empezó con sus manos a acariciar su torso desnudo. Ese acto le parecía escaso, necesitaba más, llevó su boca hasta su espalda, besando cada cm de su piel, lamía sin piedad, le encantaba escuchar los gemidos de ella, …