Te detesto porque una vez te quise con toda mi alma

Sólo me causas rabia, tu ignorancia, tu hablar sin saber. Parece que me conoces para lo que quieres, me juzgas cruelmente cuando he dado todo lo que tenía por ti.
Es tan injusto, que sólo me causas rabia que lleva a la pena. Dices que he cambiado, únicamente me he hecho fuerte, ya no dejo que me pisotees. El dolor que me causaste me llevó a ser lo que soy, perdón si soy fría, pero tú me has hecho así.
No sabes lo que es ver el desprecio de la persona a quien más quieres sin razón, ver como yo era la última en tu lista, como ni existía, acudes a mí cuando te sientes sólo. Eres muy cruel, sólo sabes hacer daño, no piensas, actúas y no se como no lo pude ver antes. Estoy feliz de alejarme de ti, de no ser un estorbo en tu vida, de que ya no puedas echar más sal en mis heridas. Te detesto porque te quise como nunca nadie ha querido, ahora sola me creas rabia.

Entradas populares de este blog

Debilidad

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas