Crece pequeño...

No quieres que te trate como  a un crío, pero es lo único que me demuestras. Eres un cobarde que no acepta las palabras que duele, pero si es capaz de lanzadlas. ¿Quieres conseguir el qué?
Haces como si no te importase, como si nada de este tiempo, como si nuestros sentamientos hubiesen tomado rumbo a la basura. Te haces el maduro, el duro, pero así solo demuestras que no estás a la altura. Faldas de sentirte mayor, superior y solo eres un niño que no sabe lo que siente, te da igual pisotear mientras a ti no te toquen. ¿Te duelen estas palabras? ¿Tú crees que a mi no me duele lo que me has dicho, lo que me has hecho sentir? Pues sí, me duele, te creía diferente, creía que valías la pena pero resultaste estar fabricado del mismo material que todos los hombres.Eres el mismo tipo de fuego capaz de quemar, eres el hielo que derrite mis ilusiones, eres el ladrón de vida, eres el que roba los colores, ese eres tú. Puede que escriba con rabia, que no piense bien lo que digo, pero no me importa, lo siento. Me juzgas de arriba abajo sin mirarte en el espejo, me juzgas de infantil, pero no sabes que lo acepto, me gusta ser infantil, me gusta sentirme niña y no prostituta porque eso es lo que quieras que sea. No lo soy y no dejaré que nadie me cambie, no sabes con quien te metes pequeño, no sabes que la inteligencia siempre ganará a la fuerza, no sabes que mientras tenga en mi poder la palabra no te vas a librar de mí, no me conoces, para poder entenderme deberías crecer hombretón.

Entradas populares de este blog

Debilidad

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas