A romperlo

Ahora en la época de examenes, me estoy dando cuenta de lo ridículos que somos, como en ciertas materias nos sentimos tan seguros que seríamos capaces de lanzarnos por un puente sin la cuerda esa que nos protege y mientras tanto en otras, el miedo nos invaden que ni tan siquiera somos capaces de avanzar un paso al frente por si nos caemos. Creo que nuestra inseguridad depende de factores como "traumas" con el profesor, experiencias o la misma asignatura. Aunque lo más importante está en nosotros mismos, los que decidimos si vencer o atraparnos en ello. Hoy mismo, me puse a hacer un examen de francés y era increíble como notaba que mis manos temblaban, que la líneas del lápiz dibujadas se rompía, y como mi cabeza volaba a otros lugares. No digo que fuese tan díficil para experimentar esas sensaciones, pero lo hice, acabé con las lágrimas impulsando a mis ojos para que puediesen salir. Me da tanta rabia, porque solo son unas letras, unos números, pero nos hace trastornarnos y perder esas ganas de seguir. Es cobarde sentirse así y no luchar contra ello.¿Por qué si hay algo que crees que puede contigo no lo destruyes? Es muy sencillo, en ese proceso nos acostumbramos a agitar nuestros sentidos de la mano del fracaso, porque  creemos que no somos capaces de superarlo y porque nos resulta extraño buscar un final. LOS LÍMITES  LOS IMPLANTAMOS NOSOTROS, ¡VAMOS A ROMPERLOS!

Entradas populares de este blog

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas

Debilidad