Que llena de esperanzas mi temblor...

Quiero que escuches esto, hazlo por mi.
Es puro sentimiento, sencillo y directo. Hace tiempo no me paraba a contemplar las letras de este tipo de canciones, eran simples palabrerías que quieren que se compre. Siempre iba con prisas y sin frenos, hacia delante, sin observar a mi alrdedor, no sabía lo que me perdía, aunque estoy segura que si lo hubiese sabido me daría igual. Pero claro, derrepente llega esa persona, que te hace que frenes, que silencies tu ruido para que por primera vez escuches como te late el corazón dándote cuenta de que  existe y te pide a gritos que lo hagas funcionar, que lo abraces para que se calme. Esa persona que te enseña el valor del tiempo, desgarrándote las ganas de que se pare, quedandoros atrapados para siempre. Esa persona que no se precipita, que poco a poco otorga un nuevo sentido a la noche gris, que con la mirada te hace pedacitos cada vez más pequeños, ya no son tuyos. Esa persona que con su sonreír arrasa con el hielo, desafiando a la luna llena. Esa persona que balancea la sed, que espanta el frío y  te empieza a desnudar. Te llena de despertar.
Te das cuenta de que no ya no eres nada. Por eso quiero que escuches la letra, que te choques con esa persona, que te des cuenta de que estoy hecha de pedacitos de ti.
https://youtu.be/yCTbUS_RZJI

Entradas populares de este blog

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas

Debilidad