Me siento infinita

-¿Con quién hablas tanto?
+Estoy hablando con una chica que me la comería a besos.
-¿Y quién es ella?
+No se, pero estoy seguro que ahora mismo está sonriendo.

Era cierto, sonreía más que nunca, esas simples palabras me han  elevado hacia las nubes, con ganas de más cada día, con ganas de que se hagan realidad. 
Nunca nadie me había creado esas sensaciones, nunca nadie había creado el deseo de que probase sus labios, tan solo él.
Quiero dormir cada noche con esta sensación, quiero gritar a los cuatro vientos, que el cielo nos espere y que me digas te quiero susurrando.
Te quiero así, conozco cada pedacito de ti, cada pedazo que rompió mi corazón pero ahora lo estás arreglando.
No te vayas aún, quédate, gracias a ti, me siento infinita.

Entradas populares de este blog

Debilidad

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas