Toca alejarme de ti

Es difícil pensar que en tan solo dos días tu vida puede cambiar por completo, de hacerme sentir infinita me has hecho querer encontrar un fin. Me has vuelto a romper el corazón, pero es mi culpa por dejarte. Antes de que todo empezase sabía a lo que me arriesgaba, sabía que duraría poco y que iba a doler, desde el primer momento conocía tus intenciones pero me dejé llevar. No quería que aquella pregunta rondase en mi cabeza, el que hubiese ocurrido si no hubiera aceptado su propuesta. Quería dejarme llevar por lo que sentía, después de tanto dolor, de tanto esperar por volver a tenerte, te pusiste frente a mí y no lo pude rechazar. Me hiciste tan feliz que ahora me cuesta aceptar la realidad, me sentía plena como nunca antes, empecé a sanar mis heridas, empecé a dejarme querer, me hiciste entrar en tu juego y me dejaste con ganas de ganar. Pero el destino volvió a jugar conmigo, volvió a quitarte y de la misma manera. Hay veces que pienso, que al saber como eres, al saber que me haces daño, ¿por qué no dejo que te vayas de mi vida? Creo que es porque a ti, te he querido como a nadie y lo sigo haciendo. Siento ganas inmensas de hablar contigo, de saber de ti, de mirar tus ojos, de que simplemente me aprietes las mano, pero no puede ser, si lo dejo otra vez caeré y otra vez mi corazón acabará roto hasta que ya no se pueda reparar. Toca alejarme de ti, por que te quiero demasiado, porque necesitamos caminos diferentes, porque me cansé que me tratases como a una cría cuando en realidad eres tú, porque quería ser la única en tu vida y nunca

 ha sido así, no sabes lo que quieres y menosprecias lo que tienes, llegará el momento en el que te arrepentirás, el que sabrás que me has perdido y esta vez de verdad, comprobarás que no te van a amar como yo lo hice.

Entradas populares de este blog

Debilidad

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas