Amigo especial

Hay un amigo especial, capaz de hacerme sonreír llorando, capaz de hacerme llorar con sonrisas. Apareció inesperadamente, como una broma del destino.
Hasta este momento creí que tenía buenos, mejores amigos pero me ha dado cuenta de que él es incomparable. Su personalidad como si de magia habláramos consigue hacerme sentir, vivir, reír.
Puede sonar absurdo pero le admiro y ¿lo mejor?
Qué es solo amistada pura y gran amistad, no hay ni ganadores ni perdedores, el amor no juega de por medio. Cuando le miro a los ojos, veo a él mi mejor amigo, nada más. Pero sé una cosa, daría todo de mí por verle feliz, él es grande y quiero crecer a su lado. Me gustaría que cuando pasasen unos años, volviese a escribir y que fuese protagonista de nuevo. No quiero que se vaya, no quiero que al cerrar los ojos y al despertar ya no esté, no quiero que sea un fugaz sueño.

Entradas populares de este blog

Debilidad

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas