¿Besar mis labios?

¡¡¡¡¿¿PERO QUÉ HE HECHO??!!! ¡¡¿¿CÓMO ME ATREVÍ??!! Me siento rara, aún no entiendo como pude aceptar su propuesta, me siento muy alterada, en ocasiones miedo, otras una inmensa felicidad, tengo hiperactividad, puso mis emociones a sorteo.
Cuando jamás pensaba que volvería a ocurrir algo entre nosotros, sucede. Llega con esa propuesta inocente, ¿besar mis labios?
Yo nunca he besado y me aterra cuando lo encuentre enfrente, siento que mis mejillas arderán más que el fuego, tengo dudas, no quiero parecer una cría, pero no puedo evitarlo, lo soy.
Imaginarme que es él, el chico de mis sueños, de quien llevo enamorada durante meses y meses, por él que he pasado de la risa al llanto o del llanto a la risa y quien me desvela de mis pensamientos.
Tantas veces imaginé el momento, ese de tener tan cerca sus ojos, de sentir que está a mi lado, de acariciar su cara con mis manos, y de probar su boca.
Le quería tanto, tanto que con él veía el mundo diferente, podía ponerle colores a la tristeza y apartar la realidad para comenzar a soñar. Tengo en mi mente el momento esperado, tan imaginado tan irreal que ahora está a unos simples días, mi corazón me dice que siga hacia delante hacia la locura, que me deje llevar de una vez por todas y que intente ser feliz. Pero algo me echa atrás, ese algo que llega para aguarnos la fiesta, esa querida conciencia, me avisa de que me hará daño, que solo será unos simples para él, pero indescriptibles para mi "besos" y que después se volverá a marchar. La conciencia me recuerda que no me quiere, que solo busca entretenerse, ¿pero le sigo queriendo?
Tampoco lo sé, lo único que se es que siento una gran atracción hacia él, que no me quito esa sonrisilla tonta y que cabe una oportunidad.
Puede que aún no me quiera, ¿pero y si lo hace algún día? Con tantas veces que ha intentado salir de mi vida el destino siempre le ha devuelto. Quizás signifique algo, quizás solo son impulsos del corazón.
Con el tiempo he aprendido que
si te equivocas por intentar ser feliz, es la mejor manera para aprender.

Entradas populares de este blog

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas

Debilidad