¿Inocentada o Inocente? Capítulo 18

Capítulo 18, quiero desaparecer.

Miro al frente, el flash no me deja ver su cara, tiene un aire misterioso, me acerco disimuladamente a él.
Consigo estar lo suficientemente cerca para comprobar quien es, cuando lo veo, la decepción me llega, era Nico.  Me intenta saludar pero le retiro la mirada, estoy en proceso de olvidar todo lo que me causó.
Es una fiesta y no por su presencia voy a venirme abajo, además aún no ha llegado Jonah. Inesperadamente me agarra mi prima Carol para sacarme a bailar. La música suena una de mis canciones favoritas, sus notas provocan un juego en mi cabeza, me doy cuenta de que Nico no deja de mirarme, le esquivo la mirada pero me resulta difícil no sentirme mal. Por fin ha llegado, por la puerta aparece Jonah, junto a él esta mi petona Paula,  me dirijo hacia ellos.
-¿Ya estás aquí otra vez? Que te traerás por mi pueblo...
-¿Qué insinúas Jonah? Que sepas que sin mi no hay fiesta niño.
-Mi petona es la mejor
-¿Ves? Hasta Paula lo sabe
- ¿Me estás llamando tonta en toda la cara?
-Porque te quiero.- acto seguido la abrazo
-¡Alba! Alba....¿dónde vas?

Me voy de la conversación, me alejo de ellos cuando veo a Carol hablar con Nico, parece que hablan de mí, como no consigo escuchar lo que dicen, me escondo tras la puerta de la habitación donde se encuentran.

-¿Qué le pasa a Alba conmigo? Está super rara, vale que ya no somos amigos como antes, pero ni siquiera me saluda.
- No se, tú sabrás.
-Si lo sabes, es tu prima y tu petona, te lo cuenta todo.
-Pregúntale a ella, a ver si quiere hablarte.
-¿Pero qué ha pasado ahora?
- Nada, nene- Carol se intenta ir pero Nico la agarra con fuerza el brazo.
-¡Qué me digas que le pasa o no te suelto!
-¡Suéltame!
-Perdona, pero entiéndeme, no se que le ocurre, no he hecho nada para que  me trate así, he intentado acercarme pero me ignora, me mira mal, parece que no existiera para ella.
-¿Qué no has hecho nada? Tú eres un idiota, pues yo te lo diré todo lo que ella no es capaz.
Eres una persona miserable, sin sentimientos, un imbécil que solo piensas en ti que no sabes apreciar lo que tienes delante, tienes a personas increíbles como ella y le tratas con tanta crueldad, a veces me pregunto si tendrás sentimientos...
-¡¿Por qué?! Ya me estás cabreando...
-¡Para de fingir, para de esconderte tras esa cara de niño bueno! Ya sabe que no ocurrió lo del supuesto accidente, ya sabe que le volviste a engañar, ya sabe que Éric estaba compinchado, ya sabe que os reíste de ella, lo sabe todo y te odia.
-¿Enserio se lo creyó? Pero si eso fue una broma tonta, madre mía no entiendo como se lo pudo creer, esta chiquilla es tonta
...- Dice entre carcajadas
-Esto ya es el colmo, ella lo pasó fatal, se sentía demasiado culpable, eras muy importante en su vida y se la destruiste, por favor vete y no vuelvas más.

No podía aguantar las risas de Nico, sus últimas palabras me ronda por la cabeza, no aguanto necesito irme, necesito abandonar todo, pienso que en un momento voy a estallar en lágrimas. Aún no entiendo cómo alguien puede hacer tanto daño, cómo puede jugar con otra persona, me siento tan frágil, tan rompible, que quiero desaparecer.

-¡Alba! ¡Alba vuelve!- Gritaba Carol desesperada

Como un barco sin dirección, como el aire sin movimiento, como el mar sin agua, así me sentía yo, corría lo que mis piernas me permitía, no sabía donde iba, quería evadirme . Me adentré por esas calles oscuras, frías que transmitían miedo, pero no me importaba, mi mente estaba aislada,  mi cabeza empieza a dar vueltas, siento que me mareo, no tengo ganas para mantener los ojos abiertos, caigo, caigo al suelo.

Entradas populares de este blog

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas

Debilidad