¿Inocentada o inocente? Capítulo 2

Capítulo 2, Comenzaba el día.

Como el comienzo del resto de mis mañanas, a las 7 me levantaba, sonaba Wake me up de Avicii en mi móvil, era un día diferente, ese día empezaba el instituto, parece raro que a los 15 lo empiece pero en mi antiguo colegio dábamos los dos primeros años de la ESO y luego nos trasladábamos a un centro mayor.
Para ser el primer día, debía llevar algo que me diese confianza, me decidí por una camisa rosa muy mona con unos vaqueros cortos con encaje blanco y de calzado unas sandalias. Mi pelo suelto, largo, me llegaba por la cintura. Como no me daba tiempo cojo el desayuno y lo tomo en el coche.
"Bien, llegué a tiempo"- Esos eran mis pensamientos, no quería que mi primer día perdiese el bus.

Sin tener idea, Cintia  (petona y mi prima, inseparables desde que éramos unas mocosas, divertida, alocada, única; su físico la describía como alta, delgada, cabellos castaños junto a sus ojos; vestía "sport" sudaderas, zapatillas y vaqueros  ) y yo nos sentamos en los primeros asientos que vemos libres, al tiempo de sentarnos nos dijeron que eran los sitios de "los populares", no sé como pero no dijeron nada y ocuparon otros asientos, nos sentíamos importantes.
La media hora que dura el trayecto no parábamos de hablar, de inventarnos como serían nuestras nuevas vidas. Teníamos vergüenza y miedo, de encontrarnos a nuestros "amigos" que hicimos en el verano.
Entre esos amigos estaba Jonah, era especial, distinto y por qué no decirlo, guapo o quizás me parecía tan perfecto porque me gustaba. Fuese verdad o no, ese chico tenía algo.
Por fin llegamos...
-Me muero, que nervios, quiero gritar, tengo miedo, definitivamente estoy tonta.- le dije a Cintia.
¿Y si nos vamos corriendo? Así no les veremos la cara.- me dijo Cintia que estaba tan nerviosa como yo.
-Tía, están ahí.... ¡los del verano!
-No hay vuelta atrás, ahora a sonreír como si no hubiese pasado nada.


Entradas populares de este blog

Debilidad

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas