¿Inocentada o inocente? Capítulo 4

Capítulo 4, Adelante 3º B

        Veo una cara conocida, es Érica, vale que no es mi mejor amiga, que solo seamos amigas o más bien conocidas, pero me transmitía seguridad.

Junto a ella entro a clase, queríamos sentarnos en un lugar que pasemos desapercibidas  pero las filas de atrás estaban ocupadas. Para colmo nos tenemos que sentar en la segunda fila, cerca de la tutora.
-Si hubiésemos llegado más temprano.. me dijo Érica.
-Ya no podemos hacer nada, al menos estamos juntas.

        Echo un vistazo a mis nuevos compañeros, rápidamente miro a ver si encuentro algún guaperas.
Algunos chicos no estaban mal, un tal David o eso escuché, era bastante guapo, aunque algo bajito, había otros más aparte de él que eran monos. Pero mi vista se fue hacia el chico de la esquina, rubito,  camiseta roja y una sonrisa picaresca que me transmitía algo.
En la segunda fila, estaban las chicas, todas morenas o castañas, algunas más bonitas que otras, pero cada cual diferente. Entre ellas había dos que me sonreían, esas chicas me sonaban de algo, hace meses atrás en la visita, jugamos un partido de voley. Ahora recuerdo, ellas jugaron con nosotras. En ese momento, les devolví la sonrisa.
En la esquina había una chica de cabellos rubios, eso si era rubio no como mi pelo, y de grandes ojos azules, con una gorra y de carácter singular, pasaba todo el tiempo hablando con los chicos, me aprendí su su nombre de tanto que la profesora le llamaba la atención, empezaba por S, creo que  se llamaba Silvia. En nuestra fila,al lado de unos huecos libres se sentaba una chica, a la vista algo extraña, el pelo le ocultaba la cara, no hablaba con nadie, era muy tímida, parecía que quería irse de allí, pero en su muñeca encontré una pulsera de One Direction, durante esos momentos me imagine la vida de esa chica y supuse que escondida tras su apariencia tenía un lado divertido. Ya solo quedaban un par de chicos uno lo bastante alto y el otro lo bastante bajo, pero se complementaban tan bien, que parecían uno solo.

        - Alba ni uno guapo, que horror, me quiero ir.
- Pero parecen majos Érica y las chicas me causan buena sensación, quizás hemos tenido suerte.
-¿Tu has visto a la choni de atrás, la Silvia esa? Más choni y no nace.
-Pues no queda un año para aguantarla, mira a la del lado, ¡Ay, Dios!.. pero, pero..¿Dónde nos hemos metido?
-Madremía Alba lo que nos espera.

Entradas populares de este blog

Debilidad

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas