¿Inocentada o inocente? Capítulo 1

Capítulo 1, Sobre mí

Sin llegar a imaginarlo ni pensarlo, un tal día 15 de Septiembre de 2013, fue el comienzo de una nueva historia.

Antes de comenzar, me presento:
Yo soy Alba, 15 años, divertida, hago amigos fácilmente, pero jamás se me va mi lado tímido, no puedo evitar sonrojarme en ciertas situaciones. No soy muy alta, por lo que él me llama enana, al principio me molestaba pero ahora me encanta, mi pelo es castaño pero cuando le apetece es rubio, mis amigos dicen que es algo especial como yo. Mis ojos marrones, grandes, escondidos bajo unas gafas de pasta rosas, mi piel es normal, en verano se nota la diferencia, toma un color moreno bonito por así decirlo.
Bueno, ¿qué sería de mí sin la música? Mi madre se inrita, es decidir se enfada, a todas horas estoy  pom, pom, con la música, no lo puedo evitar, forma parte de mí, mi vida tiene demasiadas bandas sonoras. 
Yo creo en el amor, pero el de los libros. Soy un fracaso en ese tema, por eso leo, aunque a veces me haga demasiado cursi.
Soy una romántica y muy sensible, por nada lloro, ahora recuerdo, con las películas que más he llorado son "La última canción" o "Camp Rock" ,  sé que la última no es de mucho llorar, pero no podía ver como se rompía los sueños de la protagonista.
 Que no se me olvide mencionar a mis amigas, "las petonas" un gracioso nombre, pues si os lo creéis o no viene de la palabra guapetonas, nuestra amistad es algo especial, no se puede negar. 
Soy una pinkie, en mi lenguaje una niña rosa, no está demostrado pero creo que mi sangre puede ser rosa, a veces  intento divertirme con un  juego que consiste en adivinar el color de mi ropa, pero como siempre o casi siempre es rosa, mis amigas aciertan a la primera,  pues nada, a aburrirse.
Soy buena estudiante, mis notas suelen estar en sobresaliente, pero no me lo explico, porque en realidad soy un desastre con el estudio, el día de antes por la noche, y sin esperarlo al día siguiente en el examen un 9, es que me alegro de ser lista, algo interesante en mí.
Dibujar pues podría dibujar el mundo, suena algo cursi, pero ya lo he dicho, lo soy. Me encanta dibujar, desde pequeña, y era la mejor de mi clase, yo pienso que no es para tanto como lo hago que solo me expreso, pero a los demás le gusta y me hace sentir bien. 
El baile es algo importante, siempre me ha gustado destacar bailando, aunque no lo haga bien, le pongo empeño y ganas, así que cada vez que subo a un escenario, pienso en disfrutar cada momento, es un sueño del que más tarde despierto, con mi traje de flamenca sin olvidar mi tierra, me pongo a bailar y a esperar que salga bien.
Mirándolo así mi vida puede resultar algo interesante, pero no dejo de pensar que soy como el resto y a ver si llego a lo normal. Conforme avance me iréis conociendo más y más, hasta que os canséis, aunque cruzo los dedos para que eso no ocurra.


Entradas populares de este blog

Debilidad

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas