¿Miedo a luchar?

Llega el momento en el que nos toca luchar, pero no sabemos si es lo que realmente queremos.
Tenemos miedo a la derrota, y también tenemos miedo a la victoria. Pase lo que pase vamos a sentir miedo, sabiendo eso, ¿por qué no arriesgar?
Cuando somos derrotados, pensamos que todo está acabado y que no volveremos a ganar, en realidad la derrota te da la inspiración para volver a luchar y superarte cada vez más.
No necesitas una victoria, solo necesitas dar lo mejor de ti, no rendirte, seguir, porque ese es el verdadero camino. Somos inconscientes, creemos de la victoria  lo más importante, que si no ganamos perdemos pero siempre hay un termino medio. Hacemos cosas que en realidad odiamos por esa victoria, con el tiempo nos hace sentir mal, nos damos cuenta de que nos equivocamos y nos replanteamos esta pregunta: ¿Para qué ganar una guerra si todos los solados acaban muertos?
Con esa pregunta me refiero, no sirve de nada ganar,
 si luego no podemos disfrutar y ser felices. Aunque eso no significa que debas dejar de luchar, es más, jamás lo hagas, pero busca la manera más correcta, la que te dicte el corazón.

Entradas populares de este blog

Debilidad

Quién me lo iba a decir

Tú a mi no me engañas